Honorary Doctorate

 
Giancarlo speaking to honor students and my words of thanks the next day (in Spanish)

[Entre las personas que no han sido mencionadas con las que tengo una deuda y que quiero agradecer, quiero destacar a los fallecidos Manuel Ayau, y a Leonard Read, presidente de la Foundation for Economic Education, a quienes conocí durante los años setenta y sirvieron de guía para mi vida].

Hace seis días se beatificó a Juan Pablo II, quién asumió su Pontificado cuando el comunismo todavía era una enorme fuerza amordazando y hasta matando a multitudes; la Iglesia también sufría divisiones; la juventud parecía descorazonada.  Las primeras palabras de Juan Pablo fueron “non abbiate paura.”  No tengan miedo. http://www.youtube.com/watch?v=kqh9binRd5w 

Y yo comenzaré con las mismas palabras.  No tengan miedo.

No tengan miedo en utilizar todos los conocimientos que recibieron en la Universidad Francisco Marroquín para llegar mucho más alto, para hacer realidad sus sueños más ambiciosos, y ser la mejor persona que puedan ser.

No tengan miedo en buscar vivir y defender esa libertad de la que tanto se enseña en esta magnífica universidad.  Esta libertad, en el campo político, económico y social, es el derecho de las personas adultas a usar de lo suyo a su antojo para tratar de lograr sus objetivos.  Defiendan esta libertad, para ustedes, y para el prójimo, pero no se olviden que esta libertad no es la única libertad.

Algunos de los aquí presentes, y quizás los padres, se sorprenden que los que defendemos la libertad económica, decimos que hay que respetar la “libertad” de la persona que quiere abusar de su cuerpo, destruir su mente con drogas y alcohol, y su alma con codicia, rencor y orgullo.  Pero por eso hay que recordar que la libertad divorciada de la verdad es un espejismo, un travesti de la verdadera libertad.  Por eso traten también de no tener miedo en buscar, vivir y defender el campo de la libertad tan importante para su felicidad, que es la libertad espiritual.  Para los cristianos, esta libertad es explicada en esta guía que es el evangelio, y aquí tengo a mis espaldas el busto del Obispo Francisco Marroquín, que no me va a dejar equivocar, Jesús definió esta libertad como aceptar sus palabras, y permanecer en esa verdad, y así seremos sus discípulos: “Conocereís la verdad, y la verdad os hará libres.” (San Juan, 8:32)

A los que no son cristianos, les sugiero que encuentren la verdad en ese gran libro de texto que tienen tan cerca, que son ustedes mismos.  Reflexionen sobre su alma, mente y corazón.  Ustedes saben que no son simplemente un puñado de materia, y que llevan ese don de la libertad dentro de ustedes mismos.

Cultiven estas dos libertades y eso será el mejor regalo que le pueden hacer a su nación y a ustedes mismos.

Click here for Alex Chafuen complementary remarks to honor students (in English)

See UFM Video with remarks by Carroll Rios de Rodriguez and Alex

 

 

Comments