Jaime Balmes (1810-1848)

1)      Artículos y ensayos sobre temas relevantes a la libertad, publicados usualmente en las colecciones de sus Estudios Sociales, pero publicados originalmente en los cuadernos de La Sociedad:

Siete ensayos sobre el socialismo, desde los fundamentos, la visión de Tomás Moro a los errores del sistema de Robert Owen.

 

2)      Verdadera idea del valor, o reflexiones sobre el origen, naturaleza y variedades de los precios.  Anticipa las contribuciones de los autores austríacos como Menger, Mises y demás.  Una joya.

 

3)     La propiedad privada, el trabajo, los impuestos, la ley civil, la usura, y otros temas importantes aparecen en los capítulos XVIII al XXVI.  Aproximadamente 25 páginas en su Curso de Filosofía Elemental:

La sociedad es un ser moral; considerada en sí, y con separación de los individuos, no es mas que un objeto abstracto; y por consiguiente la perfección de ella se ha de buscar en último resultado, en los individuos que la componen. Luego la perfección de la sociedad es en último análisis la perfección del hombre; y será tanto más perfecta cuanto más contribuya á la perfección de los individuos. “ punto 173.

La función del poder público: “El poder público tiene dos funciones: proteger y fomentar: la protección consiste en evitar y reprimir el mal, el fomento en promover el bien. Antes de fomentar debe proteger: no puede hacer el bien si no empieza por evitar el mal. Esto último es más fácil que lo primero; porque el mal, en cuanto perturba el orden de una manera violenta, tiene caracteres fijos, inequívocos, que guían para la aplicación del remedio. Todavía no se sabe con certeza cuáles son los medios mas á propósito para multiplicar la población; es decir, que es un misterio el fomento de la vida; pero no lo es su destrucción violenta: el homicidio no da lugar á equivocaciones. La producción y distribución de la riqueza es un fin económico para el cual no siempre se han conocido los medios ni se conocen del todo ahora; pero la destrucción de la riqueza es una cosa palpable: desde el origen de las sociedades se ha castigado á los incendiarios. Los medios de adquirir una propiedad pueden estar sujetos á dudas; pero no lo está el despojo que el ladrón comete en un camino ó asaltando una casa.


4)      En un ensayo publicado en 1842, en la revista La Civilización, Balmes realiza estupendas recomendaciones y señala las diferencias entre el orden social, moral, político, religioso . . .recomienda tratar de obtener o elaborar datos fijos en el campo físico, moral e intelectual.  Estadísticas económicas, ideas sobre las diferencias y la desigualdad, exportaciones, importaciones, etc.  Lo mismo en el campo moral, pero advierte que estos datos que pueden servir al legislador no son “para entrometerse donde no le corresponda, pero sí para obrar, en vista del estado social, conforme lo exijan la utilidad y conveniencia pública.”  Si es difícil medir temas morales (usando estadísticas de crimines, matrimonios, divorcios, etc.) es incluso más difícil, pero también necesario, estudiar cuales son las ideas mas prevalentes en una sociedad.  

 

Balmes, durante 4 años de su corta vida, solo estudió la Suma de Santo Tomás con los comentarios de Suárez y Belarmino.   Sus ideas son muy similares a los de estos pero aggiornadas.

 


Comments